Desde 2009, y debido a la situación de crisis eco­nómica en la que empieza a estar envuelto nues­tro país, nos vemos con la obligación de apoyar de alguna manera a las familias que estaban pa­sando por momentos difíciles.

 

          Estamos convencidos de que una entidad como la nuestra ha de ser coherente con su compro­miso con las realidades de sufrimiento de su en­torno e intentar aportar lo que pueda, para que las consecuencias de una situación así sean las menos posibles.

 

          Con este convencimiento nos pusimos a trabajar con otras entidades, para ver qué es lo que po­dríamos hacer trabajando juntos.