LA ECONOMÍA AL SERVICIO DE LAS PERSONAS

          La economía social y solidaria (ESS) pretende recoger aquellas iniciativas que tienen como objetivo principal el desarrollo de una actividad económica puesta al servicio de fines sociales y medioambientales.

         

           El objetivo económico queda anulado como tal y sólo se le considera un medio a favor de otros aspectos más fundamentales.

 

 

 

Hay que considerar 6 puntos clave para que una organización sea considerada ESS:

 

 

 

1

 

Promueva la igualdad entre todos sus miembros. Desde esta base es de donde promoverá la igualdad social.

 

2

 

Entiende el trabajo como medio de transformación social de nuestro entorno.

 

3

 

El desarrollo de la actividad productiva nunca puede perjudicar al medioambiente.

4

 

Se ha de apostar por la cooperación frente a la competencia entre entidades.

 

5

 

No ha de haber ánimo lucrativo , y todos sus beneficios han de ser invertidos en la mejora y promoción de sus fines.

 

6

 

Todas nuestras acciones sociales y medioam­bientales han de tener una repercusión principal en nuestro entorno más cercano.