Otro de los colectivos con los que nuestra enti­dad ha desarrollado un compromiso desde hace bastantes años son las personas que no tienen una casa donde vivir, por diferentes causas como empleo, salud, entorno sociofamiliar, etc.

 

          La crisis económica de los últimos años ha hecho que sean más las personas que se encuentran en esta situación, y muchas de las entidades que se dedican a atender esta realidad se han visto desbordadas.

 

          Había que hacer algo, y nos pusimos manos a la obra.

 

          Desde nuestra entidad, se ha venido apoyando a este colectivo desde dos acciones principales: va­les de ropa, reparto de mantas, y portes de recogida de alimentos gratuitos a comedores sociales.